Usted está aquí

Cicloturismo por la Vía Verde del Aceite

Día 1º. Rumbo al pueblo medieval de Alcaudete (Jaén-Alcaudete, 48 km, alternativas de 37 ó 32 km)

En el lugar que nos indiques de Jaén, a primera hora de la mañana, te entregaremos las bicicletas. La distancia de esta etapa es de 48 km. Si prefieres un recorrido menor, podemos trasladarte en vehículo desde Jaén a Torredelcampo (etapa de 37 km) o a Torredonjimeno (etapa de 32 km).

Avanzarás entre olivos y cortijos, atravesando túneles y viaductos (atención a los impresionantes viaductos del río Guadajoz y de las Víboras). Podreás realizar una visita autoguiada a Torredonjimeno y a Martos. Al salir de este último pueblo, con solo un pequeño desvío, accederás a la ruta de los Olivos Centenarios, con majestuosos ejemplares que siguen a pleno rendimiento a pesar de sus más de 200 años. Ya en Alcaudete, dispondrás de la tarde para visitar sus calles y el castillo de origen árabe que albergó a los monjes-guerreros de la Orden de Calatrava.

Día 2º. Por la sierra de Córdoba (Alcaudete-Doña Mencía, 27 km)

La ruta avanza hasta bordear los perfiles escarpados del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Próximas quedan las lagunas Honda y del Salobral, reservas naturales en las que, en épocas adecuadas, podrás observar aves con ayuda de unos prismáticos. Un alto en la antigua estación de Luque, ahora rehabilitada como restaurante, te ayudará a reponer fuerzas y seguir la ruta. Te cruzarás con la silueta del imponente castillo de Zuheros, antes de llegar a nuestro destino de Doña Mencía. En la tarde te espera una visita guiada a este pueblo y a su Museo del Vino.

Día 3º. Fusión de culturas (Doña Mencía-Lucena, 24 km)

Esta etapa te permite transitar por un territorio mezcla de las culturas árabe, judía y cristiana, que ha configurado un particular paisaje y unos pueblos alegres de admirable arquitectura, muestra de un pasado fructífero. Sigues rodeando el perfil serrano de las Subbéticas. Los poblados de Cabra y Lucena, pueblos seductores y con un conjunto monumental magnífico, son visitas obligadas. Con la pernocta en Lucena se finaliza el recorrido por la Vía Verde del Aceite.